Abrazos no balazos no funciona: 
violencia en municipios sube 39%

•    En 2020 el índice de violencia aumentó 39% en comparación con 2015, en municipios de 100 mil o más habitantes.
•    En 158 municipios, de 223, la violencia creció en un 86% en promedio.
•    La política de seguridad pública debe cambiar en forma radical y rápida.
•    En 2020 el municipio de más de 100 mil habitantes más violento fue Zamora, Michoacán, seguido de Manzanillo, Colima y Salamanca, Guanajuato.
•    Los mismos figuran entre los 20 más violentos si se consideran los 2,463 municipios del país

Cada año desde 2013 hemos presentado el índice de violencia de los municipios de 100 mil o más habitantes, porque en estos se centró la política de “prevención social del delito” iniciada por el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa y seguida por los gobiernos de Enrique Peña nieto y Andrés Manuel López Obrador.

En esta ocasión, además de presentar los resultados de 2020, los comparamos con los de 2015 y por primera vez extendemos el ejercicio del cálculo del índice de violencia a todos los municipios del país (de más de 100 mil y de menos de 100 mil habitantes). Cabe recordar que el índice se construye a partir de las tasas por cada 100 mil habitantes de los delitos de homicidio doloso, secuestro, violación, lesiones dolosas, robo con violencia y extorsión.

En 223 municipios de 100 mil habitantes o más en 2020 se produjo un incremento del índice de violencia promedio de 39.34% en comparación con 2015. En 2015 el índice de violencia municipal promedio fue de 19.07 puntos, mientras que en 2020 alcanzó 26.58 puntos. 

En 158 de los 223 municipios el índice se incrementó y en los restantes 65 se redujo. Pero en los municipios en que hubo incremento, éste fue del orden del 85.74% en promedio. En 49 de los municipios el incremento fue de 100% o más.

Esta es la mayor evidencia del fracaso de la política de “prevención social de delito” que se inició con el gobierno de Felipe Calderón, continuó con el de Enrique Peña (y se enfocó precisamente en los municipios de más de 100 mil habitantes y eminentemente urbanos) y se expandió a todos los municipios con el actual gobierno. Y por cierto, en esta política errónea se han tirado a la basura más de 100 mil millones de pesos.

Ante su estruendoso fracaso, la política de “prevención social del delito” debe ser abandonada y en su lugar simplemente hay que aplicar la ley contra quien delinque. Es vital abatir la impunidad, aumentar las sentencias condenatorias, ejecutar todas las órdenes de aprehensión e investigar y judicializar todos delitos. 

El municipio con mayor incremento del índice de violencia entre 2015 y 2020 fue Álamo Temapache, Veracruz, del orden del 413.07%. Pero es más mucho significativo el aumento 402.89% de Zamora, Michoacán, pues pasó de un nivel bajo a uno elevado, el más alto en 2020, que no es el caso, por cierto, de Álamo Temapache.

Respecto a los 234 municipios de 100 mil o más habitantes, en 2020 Zamora, Michoacán fue el más violento del país con 111.84 puntos, el cual más que cuadruplica el promedio nacional de 25.02 puntos. El segundo municipio más violento fue Manzanillo, Colima (90.19 puntos) y el tercero fue Salamanca, Guanajuato (87.12 puntos).

Asimismo, de los municipios de 100 mil o más habitantes, en 2020 el que tuvo la más elevada tasa de homicidios fue Zamora, Michoacán, con 181.10 por cada 100 mil habitantes. La tasa de Zamora es casi ocho veces la nacional (que fue de 23.62). En segundo lugar figuró Manzanillo, Colima, con una tasa de 143.96 homicidios por cada 100 mil habitantes y en tercer lugar Salamanca, Guanajuato con una tasa de 115.21.

Respecto a la totalidad de los municipios (2,463), el municipio más violento del país fue Doctor Coss, Nuevo León con 947.79 puntos, casi 38 veces la media nacional. Esto es resultado de haber tenido una tasa de homicidios dolosos de 1,691.18 por cada 100 mil habitantes (23 homicidios para apenas 1,360 habitantes), tasa que es 71 veces más alta que la tasa nacional promedio de homicidios. Y esto, a su vez, es resultado de la disputa entre grupos criminales en el adyacente municipio de Miguel Alemán, Tamaulipas.

De los 2,463 municipios del país 565 (22.94% del total) tuvieron un índice de violencia superior al nacional. De esos 565 municipios, Baja California tiene al 100% de sus municipios (5 de sus 5), Colima tiene al 90% (9 de sus 10) y Guanajuato al 69.57% (32 de sus 46). Son pues estas las entidades con mayor número de los municipios más violentos del país. En estos estados lo que más pesa son las tasas elevadas de homicidio, secuestro y violación.

Pero el Estado de México tiene a la mayoría de los municipios de mayor incidencia en los delitos de lesiones dolosas, robo con violencia y extorsiones, como puede apreciarse en el estudio completo del cual adjuntamos copia.

 

Ciudad de México, 15 de junio de 2021


Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído