De Peña Nieto para la delincuencia organizada

Durante los primeros 100 días de gobierno, el presidente electo Enrique Peña Nieto debe dar un mensaje muy claro a la delincuencia organizada y disminuir la violencia, principalmente, en los estados gobernados por el PRI , pidió José Antonio Ortega Sánchez, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal AC.

"Tiene que entrar con toda la fuerza para fijar las reglas y el nuevo marco en el que se van a tener que someter esas organizaciones criminales", precisó en entrevista con El Sol de México.

Pidió no dejar que el crimen organizado sea el que marque la agenda, "o que ellos decidan qué plazas se disputan, o a quién le corresponde, sino que la autoridad tome su papel, ponga orden y paz en este México que tanto lo requiere".

Lo que no se puede permitir –subrayó- es que sigan asesinando, secuestrando y extorsionando y que se tengan autoridades de corbata que estén solamente presenciando estos horrendos crímenes y que no hagan nada por ayudar a la población.

Ortega Sánchez confió en que ahora que Peña Nieto tome posesión mande señales claras en estos primeros 100 días, porque el tren sigue andando. La violencia –dijo- sigue incrementándose en varias partes del país, y se va moviendo de acuerdo a cómo los carteles se van disputando las plazas.

Ahora ya no la tenemos en Juárez, en Chihuahua. Ahí ha disminuido la violencia. Ahora está en Acapulco, en Veracruz, en Tamaulipas, Nuevo León y Michoacán.

Consideró importante el cambio de estrategia anunciado por el presidente electo, porque el objetivo va a ser proteger a la población mexicana, bajando la impunidad en los homicidios, los secuestros y el pago de derecho de piso o extorsión permanente.

"¿Y cómo se logra? Deteniendo, investigando y castigando a los responsables de esa violencia".

Hoy -subrayó- los responsables de esa violencia están atacados de la risa porque no los han tocado, porque la lucha se ha enfocado hacia otras cosas. Si queremos que la lucha repercuta en beneficio de los mexicanos tiene que haber una baja en la impunidad de esos crímenes.

Ortega Sánchez recordó que en el país hay zonas dónde no hay autoridad porque el monopolio de la fuerza pública lo tienen las organizaciones criminales, quienes cobran impuestos.

"No es la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Son las organizaciones criminales, que lo hacen a través del derecho de piso y la autoridad lo ha perdido su capacidad para castigar a los violentos. ¿Qué es lo que tiene que hacer el presidente Peña Nieto? Es bajar a la violencia castigando a los violentos".