En menos de tres meses la sensación de miedo despertó entre la ciudadanía en las calles de diversos municipio de Nuevo León.

Los 128 homicidios registrados, entre los que sobresalen 87 ejecuciones, además de secuestros, asaltos, balaceras y persecuciones en vía pública han generado entre la población intranquilidad.

Desde restaurantes exclusivos como El Rey del Cabrito ubicado en el centro de Monterrey, La Torrada en Valle Oriente de San Pedro, hasta el puesto de tacos más humilde en Juárez han sido escenario de balaceras a plena luz del día.

Casos como estos, ocurridos frente a decenas de personas son los que más conmocionan a la población.

Por ejemplo, el 27 de enero en sólo tres horas 10 hombres fueron asesinados y 10 personas más resultaron heridas en diferentes ataques ocurridos en Santa Catarina, Cadereyta, San Nicolás y Monterrey.

Entre ellos, en la Colonia Constituyentes de Querétaro en San Nicolás cuatro hombres armados y encapuchados ingresaron a una casa y acribillaron a nueve personas mientras veían un partido de los Tigres.

Niños, mujeres, presuntos narcotraficantes y hasta policías han sido blanco del crimen.

Mientras en Santa Catarina una bala perdida asesinó a un niño de 11 años cuando se encontraba en su casa el 27 de enero; en Cadereyta, el 6 de febrero cuatro clientes de un puesto de tacos fueron acribillados frente a la mirada de vecinos.

Cuerpos tirados en vía pública, asaltos a negocios, robos de vehículos y hasta secuestros han contribuido a la sensación de inseguridad.

La diferencia entre la Calle del Empresario en Guadalupe, que se convirtió en tiradero de cuerpos y Valle Oriente, de San Pedro donde han ocurrido dos balaceras ya es mínima gracias a la inseguridad.

Los dos ataques a patrullas de la Policía de San Nicolás y uno más a elementos de la Policía Ministerial ocurridos entre enero y febrero también suman a la sensación de peligro.

Y, las persecuciones y balaceras entre criminales y policías que provocaron el secuestro de una mujer en la colonia Hacienda Los Morales en San Nicolás y la detención de dos pistoleros en la colonia Paseo de las Flores, en Apodaca.

Sin embargo, la inseguridad también ha llegado a los domicilios de los regiomontanos a través de plagios y detenciones ilegales para algunos habitantes dentro de los primeros 84 días de 2018.

Recientemente la ejecución ocurrida el 10 de marzo en el restaurante La Torrada de San Pedro; el intento de ejecución en el complejo Metropolitan; la ejecución de un hombre en el Rey del Cabrito y el asalto a un camión de valores en el Centro de Monterrey -ocurridas el jueves- ponen en evidencia que el peligro otra vez parece rondar las calles.

Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído

Banner - Sidebar Right