En 2017, las ejecuciones del crimen organizado aumentaron 55 por ciento en comparación con 2016. Mientras en 2016 hubo 12 mil 224 asesinatos al estilo de narcotraficantes, el año pasado se registraron 18 mil 989.

Estas ejecuciones están relacionadas con la lucha de plata o plomo por el control de los territorios. Esta cantidad de ejecuciones refleja el gran fracaso, el gran colapso de la estrategia que desafortunadamente no se quiere reconocer.

El Plan Mérida lo que ocasiona es una guerra frontal contra algunos cárteles, descabezando cárteles, atomizando cárteles y creando todo un caos.

En conferencia, se advirtió que el 75 por ciento del total de homicidios dolosos registrados en 2017 fueron ejecuciones del crimen organizado.

Este porcentaje también creció en comparación con los años anteriores, pues en 2014 fue el 51 por ciento, en 2015 el 48 por ciento, y en 2016 fue el 59 por ciento de los asesinatos.

"Está Administración pues ya se fue, nunca quiso hacer algo diferente a la Administración anterior, fue maquillaje, fue cosmético, una estrategia mediática, pero nada de fondo y ahí están los resultados".

Se advirtió que el país vive un deterioro general en materia de violencia, pues el año pasado subieron los homicidios en 26 estados.

Las entidades con mayores porcentajes de aumento en comparación con 2016 fueron Nayarit, con 554 por ciento, y Baja California Sur, con 192.

Les siguieron, apuntó, Aguascalientes, con 119 por ciento; Quintana Roo, con 118 por ciento; y Baja California, con 77 por ciento.

Se alertó qué hay 14 municipios con tasas cinco veces superiores a la media nacional, entre ellos Acapulco y Zihuatanejo, Guerrero; y Los Cabos, Baja California Sur.

Se sostuvo que el "deterioro general" en el país también se evidencia con el crecimiento de nueve de los delitos de mayor impacto, en relación con 2016.

El robo a negocio subió 29 por ciento; el robo de auto 16 por ciento; las lesiones dolosas 11 por ciento; la extorsión 11 por ciento; el secuestro 2 por ciento; y el robo a casa habitación uno por ciento.

El único delito de los 10 que compara el Semáforo Delictivo que bajó el año pasado (2 por ciento), fue la violación, añadió el activista.

Los estados considerados como focos rojos, en función del crecimiento de los principales delitos, son Baja California, Zacatecas, Guerrero, Veracruz, Tamaulipas, Tabasco, Morelos, Colima y Quintana Roo.

Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído