Andrés Manuel López Obrador asuma como Jefe de las Fuerzas Armadas su responsabilidad en todas las decisiones del operativo para capturar y liberar a Ovidio Guzmán López. No puede escudarse en el Gabinete de Seguridad Nacional para eludir su responsabilidad. * Exigimos al Presidente de la República, dejemos de mentir al pueblo y recibamos una explicación de lo realmente sucedido. Es lo menos que se le debe al pueblo de Sinaloa al tener éxito expuestas las vidas de sus habitantes frente al fracaso de la decisión presidencial. * Exigimos al Presidente de la República cambiar la estrategia de seguridad. El pasado martes pedimos al Presidente cambio de Estrategia de Seguridad. Hoy, con la evidente claudicación del gobierno frente al narcotráfico, neutralizar o abatir a grandes capos del narcotráfico con un gran profesionalismo y en varios casos, con daños colaterales mínimos. Ahí están las históricas capturas de Benjamín Arellano Félix; Las dos de Joaquín Guzmán Loera por citar solo a personajes que en su momento fueron muy peligrosos y violentos a nivel internacional. El Ejército Mexicano cuenta con el personal altamente calificado y probado para realizar operaciones de esta naturaleza, cuenta con los recursos y la experiencia y así lo han experimentado.Sin embargo, por institucionales, los militares y marinos han salido a dar la cara y asumir errores nuestras explicaciones no tienen pies ni cabeza. Y aún más, deben soportar las críticas de los afines al régimen quienes insisten en acusarlos de represores y asesinos. Por eso exigimos al Presidente que asuma su responsabilidad,