En el panorama político nacional el interés de los partidos políticos, de la ciudadanía y, muy en particular, del gobierno federal, se concentró durante este mes de mayo en las elecciones para gobernadores en el Estado de México y en los Estados de Nayarit y Coahuila, más en las municipales en Veracruz.

El interés político se enfocó principalmente a las elecciones en el Estado de México, por considerarlas como un plebiscito sobre el grado de malestar con Presidente Enrique Peña Nieto y el Gobierno Federal, además como una consulta referente a la distribución de fuerzas entre los partidos PRI y Morena, PAN y PRD, con vistas a las elecciones presidenciales en 2018.

El resultado del conteo rápido del Instituto Electoral del Estado de México, la noche del 4. de Junio declaró ganador a Alfredo del Mazo, demostró que la “maquinaria electoral del PRI” funcionó una vez más. Sin embargo, la pequeña diferencia de los votos de 33.56% del candidato del PRI contra un 31.73% de la candidata de Morena, Delfina Gómez, no logró convencer el hartazgo y la inconformidad antisistema de observadores, analistas políticos y ciudadanos. En consecuencia, estos resultados suscitaron crítica y descontento en amplios círculos políticos y sociales, alentados por las conspiraciones, corruptelas y el fuego cruzado de guerra sucia que caracterizaban la campaña electoral.

Por otra parte se vive en el país actualmente uno de los momentos más álgidos por las crisis de la inseguridad, de la económica, de la política, de las instituciones federales y estatales, con el agravante y la incertidumbre que finalmente puedan tener los resultados electorales en el Estado de México para las elecciones presidenciales en 2018.

La inseguridad ha crecido en los primeros cinco meses de este año, con un considerable aumento de violencia, de homicidios, de enfrentamientos y ataques orquestados por los narco-cárteles y el crimen organizado en su conjunto.

La economía, si bien según el Presidente Peña Nieto se ha consolidado y las IED han recuperado su ritmo acostumbrado a pesar de la inseguridad y la corrupción, el PIB ha sufrido una corrección para el resto del año con un 3 % más o menos y la inflación, según el Presidente del Banco Nacional, ha salido en estos momentos fuera de control con 6.7% actual.

La política nacional está pasando por una fase de inestabilidad y crisis, por falta de autoridad y decisión del presidente, en concreto por los escándalos de corrupción que se filtraron, más los 3 ex gobernadores detenidos en el extranjero y uno prófugo, incluso del propio círculo del Presidente Peña Nieto y de su gobierno, de las instituciones federales y estatales, la justicia por las debilidades del Estado de Derecho, la Policía Federal y las policías estatales y municipales por estar corrompidas en muchas regiones.

Referente a la crítica actual al Gobierno Federal figura también la aún pendiente ratificación de la Ley de Seguridad Interior concerniente a la aprobación del estatus legal de las labores de las Fuerzas Armadas en seguridad pública y combate al crimen organizado en el país y el estancamiento de un mando policial unificado.

Resumen de la situación de (in)seguridad pública y sus principales factores

La actual situación de Inseguridad repuntó en los últimos cinco meses con un considerable aumento de la violencia, los principales crímenes de alto impacto como homicidios, extorsiones, asaltos y robos armados en casa habitación y de vehículos. A estos hechos hay que agregar el “nuevo” fenómeno que representa el robo (ordeña) de combustibles, atribuido a los denominados “huichicoleros”, en por lo menos 11 entidades estatales, que han causado pérdidas millonarias (en US-Dólares!) a PEMEX y en consecuencia al Estado de la Nación.

La problemática de este fenómeno radica en principio en la aparición de una “nueva industria” para los pobladores ubicados en las principales regiones (Puebla, Guanajuato, Tamaulipas, Veracruz, Estado de México, Hidalgo, Oaxaca, entre otros). Las grandes ganancias de este negocio se expresa hoy en día en la presencia y participación de diferentes cárteles de narco-tráfico en esta nueva “industria” y se ha hecho latente por los continuos enfrentamientos armados con unidades del Ejército, la Armada y la Policía Federal, incluso por la participación de pobladores regionales, que ya por su lado aplican en parte tácticas de los cárteles.

En este el contexto de crisis política y de seguridad llamaron mucha atención las terribles ejecuciones de siete periodistas, reporteros y de una comunicadora social durante los meses de enero a mayo de este año (2016 se reportaron 11 asesinatos de periodistas) en diferentes estados.

Estas ejecuciones se atribuyen a narco-cárteles como actos de venganza e intimidación a los medios de comunicación por sus investigaciones y publicaciones referente a los crímenes vandálicos, de violencia, homicidios, masacres, torturas, etc.

Últimamente llama la atención los crecientes bloqueos de carreteras, enfrentamientos, asaltos y ataques armados de los cárteles con el apoyo de grupos de sicarios de organizaciones criminales contratados contra unidades del Ejército, la Armada y Policía Federal, incluso ataques y asaltos a cuarteles, puestos de mando y retenes de unidades de seguridad.

Esta situación de inseguridad induce a considerar que el Gobierno Federal y los gobiernos estatales han perdido poquito a poco parte de su monopolio de fuerza y tarea primordial de proteger a los ciudadanos, pues ahora son los cárteles y el crimen organizado en su conjunto, que aplican el monopolio de fuerza y toman las iniciativas operativas contra las fuerzas de seguridad del Estado, ejecutan a periodistas, representantes de instituciones humanitarias, políticos y funcionarios de diferentes niveles y desatan una espiral de violencia.

INEGI-Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía publicó un informe, que sitúa a México a nivel mundial en segundo lugar de países más violentos, después de Siria.

Comentarios

El creciente apoderamiento de los narco-cárteles junto con organizaciones criminales en línea, su cada vez más notable presencia e influencia en múltiples entidades estatales y municipales, con el agravante de la colusión de instituciones de diferentes niveles, hace muy difícil, que al actual gobierno a poco más de un año para finalizar su sexenio, pueda retomar las riendas de seguridad nacional y control del crimen organizado con medidas más contundentes para hacer prevalecer las leyes y la seguridad pública en el país y de la ciudadanía.

En el panorama actual destaca la incapacidad para formar policías y unificarlas, erradicar y combatir la corrupción e impunidad, contener las organizaciones criminales y controlar los asesinatos de más de 20 mil personas al año.

Ante estas premisas es obvio, que también durante el pasado mes de mayo las amenazas y peligros que parten de los narco-cárteles y las organizaciones criminales hayan disminuido, aparte de cierta migración hacia otros estados.

Dentro de los hechos más destacados figuran el cruel asesinato del periodista, investigador de narco-cárteles en Culiacán, Javier Valdez, en el centro de Culiacán a plena luz del día por un grupo de sicarios, sin citar los pormenores de los otros cinco periodistas y la activista de derechos humanos asesinados este año.

Breve resumen de las amenazas y peligros y crímenes, de las entidades con más crímenes y represión contra poblaciones y ciudadanos, que han prevalecido durante este pasado mes de mayo:

Puebla: Destacó por las dimensiones del robo de gasolina, principalmente en el “Triángulo rojo” y sus límites con Veracruz y estado de México, y los graves enfrentamientos del Ejército con los delincuentes con 10 muertos (6 soldados), con las autopistas Puebla – Veracruz y Puebla – CDMX se han vuelto muy peligrosas.

Michoacán: Bloqueos y retenes de carreteras y enfrentamientos armados entre Ejército y grupos armados civiles, entremezclados con diferentes cárteles regionales como Los Tequileros, Caballeros Templarios, Familia Michoacana, etc.

Tamaulipas: Parece que ya por rutina los enfrentamientos armados a manos de narco-cárteles contra el Ejército y policías estatales están presentes. En Reynosa se desató una guerra que obligó a las autoridades activar “alerta naranja” y en ciertos municipio “toque de queda” para vecinos y pobladores, además de las peleas entre cárteles (Del Golfo, Los Zetas, Jalisco Nueva Generación por control territorial.

Sinaloa: Según Javier Valdez, el periodista asesinado “Sinaloa es más peligroso por denunciar que por delinquir”. Sin embargo la lucha armada de los herederos del Cártel de El Chapo contra otros cárteles por el control del narcotráfico sigue y el estado vive una de sus peores crisis de seguridad.

Guerrero: Sigue reportando crecientes casos de asesinatos, de inimaginable crueldad, y el fracaso del operativo “relámpago” de fuerzas policiales a pesar de numerosos refuerzos. Las ejecuciones suman 760 muertos en último cuatrimestre.

Estado de México: Sigue ocupando el segundo lugar a nivel nacional en homicidios. El municipio de Ecatepec es el más peligroso y criminal, como lo demuestra, entre otros crímenes, los asesinatos de cinco policías municipales.

CDMX: Los últimos asaltos y balaceras a centros comerciales y plazas públicas, a Empresas de transporte de valores, los crecientes asaltos a cuentahabientes, robos a casa habitación, asaltos a automovilistas, etc., reflejan mayor inseguridad.

La PGJ capitalina indica que la violencia y los crímenes se concentran en 13 delegaciones principalmente en oriente y sur. Destaca Delegación Cuauhtémoc.

La UNAM revisó sus medidas de seguridad interna y del campus. Habilitó una línea para reportar y denunciar delitos dentro y en los alrededores: 5533 5533.

Chihuahua: La capital y Ciudad Juárez se han transformado otra vez en plazas de disputa de diferentes cárteles (Los Zetas, Sinaloa, Jalisco Nueva Generación, del Norte, etc.) y en consecuencia con un fuerte incremento de asesinatos.

Baja California Sur: Destacan Tijuana y las zonas de turismo internacional de Los Cabos y las carreteras regionales por la presencia de cárteles y grupos criminales con un elevado número de asesinatos.


Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído