Petróleos Mexicanos (Pemex) convino con las Fuerzas Armadas desde marzo de 2016 crear siete unidades militares operativas para combatir la ordeña de combustible y a los huachicoleros.

La petrolera pagó y donó a las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina (Semar) siete destacamentos militares en Aguascalientes, Baja California, Guanajuato, Michoacán, Puebla, Sinaloa y Veracruz para albergar al personal castrense, con la misión de resguardar las instalaciones y ductos en el país.

Entre las instalaciones a vigilar, se incluye la Terminal de Almacenamiento y Despacho (TAD) de Puebla, que abastece combustible a través del poliducto México-Minatitlán, uno de los más ordeñados del país durante su paso por Puebla, Veracruz, Tlaxcala y el Estado de México.

De acuerdo con información oficial de Pemex, solamente en Puebla la edificación militar nueva cuenta con un centro de mando y control, que vigila y monitorea accesos y áreas críticas al TAD.

Además de que detecta de manera temprana bajas de presión derivadas de fugas o tomas clandestinas, lo que permite la reacción inmediata de la fuerza "para eliminar amenazas con prontitud".

A pesar de esto, Pemex reportó casi el doble de tomas clandestinas de 2015 y 2016, pues pasaron de 785 a mil 533, un aumento del 95 por ciento.

Durante 2017 la situación no ha mejorado, pues tan sólo en un mes el hallazgo de tomas clandestinas en Puebla escaló 66 por ciento.

Durante enero y febrero las autoridades localizaron 125 y 104 tomas clandestinas, respectivamente, en el poliducto México-Minatitlán. Además, en marzo fueron localizadas en ese ducto 173 llaves ilegales para ordeñar combustible, de acuerdo con conteos actualizados de Pemex y a pesar del despliegue de fuerzas federales.

A nivel nacional, el primer cuatrimestre del año ya rebasó la mitad del total de tomas clandestinas reportadas en 2016.

El año pasado Pemex cerró con 2 mil 26 tomas ilegales, en tanto que únicamente de enero a abril de 2017 ya se han registrado mil 135 en todo el país.

El Municipio de Tepeaca lidera el hallazgo de tomas clandestinas durante el primer trimestre del año, con 80; seguido de Quecholac, con 74, donde se ubica la comunidad de Palmarito.

Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído